ZSU-23-4 “Shilka” en Siria

El ZU-23 es un cañón diseñado en la era soviética para labores antiaéreas. Su calibre es de 23 mm. Cuando fue montado sobre un chasis paso a convertirse en una pieza de artillería antiaérea autopropulsada y esto se representó en la nomenclatura soviética añadiendo una “S”, por lo que pasó a ser ZSU.

Además no era un sólo cañón, si no cuatro, con lo que el nombre final sería ZSU-23-4 (cañón (ZU) autopropulsado (S) con cuatro ametralladoras (4) de 23 mm (23))

zu-23-2_23mm_anti-aircraft_twin-barreled_automatic_canon_russia_russian_army_002
ZU-23-2

Por su calibre estaba diseñado para actuar contra aeronaves que volaran a baja altura. Además tiene un pequeño radar con lo que la precisión del arma es bastante alta. Ahora bien, como cualquier arma antiaérea de corto alcance necesitaba prever donde se iba a producir el ataque aéreo enemigo, o su ruta de aproximación para tenerlo a tiro y llegar a ser eficaz.

Por sus características debía ser usado para proteger lugares concretos (puestos de mando, columnas blindadas y otros) en combinación con misiles antiaéreos de corto y medio alcance, también podía ser usado para tender emboscadas antiaéreas si eran capaces de prever la ruta de aproximación de aeronaves enemigas a baja altura.

El nombre por el que es más conocido es “Shilka” aun que en realidad este es el nombre de sus primeras versiones, ya que luego apareció el ZSU-23-4 “Biryusa” o “Afganskiy”

Siria como tradicional comprador de material soviético/ruso posee también este vehículo que a pesar de su rol inicial como SPAAG (Self Propelled Anti Air Gun – Cañón Anti Aéreo Autopropulsado) ha terminado siendo usado para dar fuego de apoyo tanto en el ejército de Asad como entre los rebeldes.

En cuanto a las cantidades originalmente se ha hablado de entre 300 y 600 ZSU, con la mayor parte de las fuentes apuntando a 400.

Respecto al número de destruidos no está nada claro, aun que no parece que sea uno de los vehículos que ha sufrido un mayor número de bajas seguramente estemos hablando de unas decenas destruidos y otras decenas capturados, en cualquier caso no hay cifras fiables al respecto.

Ni siquiera sé hasta que punto es fiable la cantidad de 400 ZSU-23-4 originales.

Cualquier pieza antiaérea tiene un ángulo de tiro muy alto para acertar a aeronaves, el ZSU al compartir esta característica resulta muy útil en una guerra como la de Siria, en especial en entornos urbanos en que los rebeldes pueden esconderse en partes altas de edificios donde los carros de combate no tienen ángulo suficiente como para disparar.

Gracias a esta hoja de identificación de los diferentes modelos de ZSU-23-4 podemos reconocer las diferentes versiones de este vehículo en Siria.

full-17362-44709-slkah
De arriba a abajo: ZSU-23-4, ZSU-23-4 modelo de producción de 1967, ZSU-23-4V, ZSU-23-4V1, ZSU-23-4M

A este se le distingue claramente porque en la torre (orientada a la derecha) posee en el centro del lateral una especie de “X” tumbada, signo inequívoco del ZSU-23-4V1.

ZSU 23 4 V1
ZSU-23-4V1 en Siria

La forma más fácil de distinguir el ZSU-23-4M es observar el lateral izquierdo del chasis en que se aprecian tres portezuelas que no posee ningún otro ZSU en esa zona. También les distingue esa especie de caja alargada y redondeada sobre el lateral derecho de la torre.

syaash-101
ZSU-23-4M
ZSU 23 4M.png
ZSU-23-4M en Siria

Este último es una mejora realizada por soldados de la 4ª División acorazada (la mejor del ejército de Asad) en ella se ha añadido blindaje de rejilla y las cadenas con bolas para proteger de los RPG y cañones sin retroceso. Obviamente está maximizado para combate terrestre y no antiaéreo.

6ymmdn5
ZSU-23-4 casero sirio

Además este vehículo tiene la capacidad de “esconder” su radar detrás de la torre, tal y como se aprecia en la imagen de abajo.

zsu-23-4-shilka_2
Nótese el radar bocabajo tras la torre.

Esta habilidad ha resultado de gran utilidad en la guerra de Siria, ya que el radar a día de hoy es innecesario pero sigue siendo una pieza cara que convendría conservar por ello es bastante efectivo situarlo en esa posición protegida de las balas y otros elementos.

A pesar de ello sigue siendo vulnerable, por lo que nos encontramos con que una gran cantidad de ZSU-23-4; sobretodo los que pertenecen a los rebeldes ni siquiera conservan el radar.

Resulta curioso porque existe una versión muy rara del Shilka que es la ZSU-23-4M2 “Afganskiy”, que fue ideada en la guerra soviética de Afganistán. En ella desde los desfiladeros de las montañas del norte los muyaidines atacaban los convoyes de suministros comunistas, los carros de combate por el ángulo de sus cañones no podían responder a las amenazas pero los Shilka sí, al ver la utilidad de estos en tales situaciones se creó aquella nueva versión.

Esencialmente suponía quitarle el radar; ya que era inútil y caro y añadirle una mira nocturna para otorgar al vehículo capacidades de combate nocturno.

En Siria se ha llegado a una conclusión muy similar y por eso muchos ZSU no llevan el radar, si además le añadieran de forma sistemática (no algunas tripulaciones por su cuenta) visores nocturnos estaríamos ante un ZSU-23-4M2 “Siriyskiy”, siguiendo la lógica de la nominación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s