El asedio y conquista de la base aérea de Abu Duhur

He hecho un vídeo narrando la batalla

Agradecimientos

Este artículo no hubiera sido posible de no ser porque cierto estudiante de árabe me ayudó, y por eso le quiero dar las gracias a OSINT, propietario de este excelente y recomendabilísimo blog. Estoy seguro de que le irá muy bien en sus estudios de árabe.

Por otra parte quiero darle las gracias a Oryx ya que sus artículos sobre el tema en general y su buena predisposición a ayudarme siempre son de agradecer.

Contexto de la batalla

Antes de la guerra el gobierno sirio controlaba bases aéreas por todo el país, sin embargo cuando las revueltas se propagaron las bases aéreas se convirtieron en auténticas fortalezas desde las que resistir largos asedios, así como en imanes para las tropas en retirada.

Concretamente el mes de la caída de Abu Duhur, esto es entre finales de agosto y principios de septiembre de 2015 fue un momento de combates intensos entorno a la provincia de Idlib donde recordemos se encuentra la ciudad de Abu Duhur que da nombre al aerpuerto militar.

aaaa.jpg
Localización del asedio de la base aérea de Abu Duhur

En este contexto se produjeron los asaltos finales de un asedio intermitente que llevaba durando desde 2012.

El Ejército Libre Sirio (ELS en adelante) y el grupo terrorista y filial de Al Qaeda en Siria, Jabhat al Nusra (JN en adelante) fueron quienes llevaron el peso de la batalla en sus diferentes fases, mientras que fueron los soldados del Ejército Árabe Sirio (EAS en adelante), las Fuerzas de Defensa Nacional (NDF en adelante), el grupo Liwa al Suqour Al-Daher  y la Fuerza Aérea Árabe de Siria quienes llevaron el peso de la defensa.

Orden de batalla

El orden de batalla rebelde a partir de enero de 2015 resulta difícil de establecer al no existir una estructura tan organizada o conocida como la del EAS y sus aliados. Baste decir que en teoría acumularon más de 1.000 hombres, artillería remolcada, artillería autopropulsada, morteros, carros de combate, vehículos BMP y artillados (o lo que es lo mismo, un coche con un arma montada).

Los grupos que tomaron el aeropuerto estaban unidos en una coalición llamada “Ejército de conquista” que estaba encabezado por JN y de forma secundaria por Ahrar al Sham y otros grupos afines a la ideología salafista y cercanos al entorno de Al Qaeda.

Teniendo en cuenta el bajo perfil de una operación ofensiva media en un conflicto como el sirio el que un grupo rebelde amasase tal cantidad de medios para tomar una base da idea del interés y del esfuerzo realizado en la captura.

Por otra parte la organización del EAS y sus aliados es mucho mejor conocida.

Orden de batalla
Orden de batalla oficialista en la base aérea de Abu Duhur

Muy pocas divisiones del EAS están completas, y la 18ª División acorazada no es una excepción, en casi todas sus brigadas salvo en la 134ª se produjeron deserciones documentadas, pero en realidad es de suponer que hubo deserciones masivas en todas las unidades. Además el que debiera ser su regimiento de artillería integral, el 64º Regimiento estaba esparcido combatiendo por toda Siria.

En conclusión en la base aérea de Abu Duhur no podía quedar más de un batallón a la mitad de su capacidad operativa. Por otra parte estaban las NDF que probablemente se componían de hombres jóvenes reclutados recientemente en la zona con poca experiencia en combate, menos entrenamiento y aún menos material pesado, por no hablar de la moral.

Por último encontramos el grupo “Liwa Suqour Al Daher”  (Brigada de los halcones de Daher)  liderado por Abu Al-Jarrah, oriundo de la zona y nacido en la ciudad de Idlib. Este grupo probablemente tenía más experiencia, moral, conocimientos y material que las NDF, y sobretodo el hecho de que estuviera compuesto por locales pudo resultar vital.

abu-al-dhuhour-2
En el centro con un walkie-talkie el comandante de Liwa al Suqour Al Daher, Abu Al Jarrah que jugó un importante papel en la batalla y logró escapar con sus hombres hasta las líneas amigas

Por último cabe suponer que habría unidades de mantenimiento de la fuerza aérea, así como unidades guarnicionadas que proporcionarían la seguridad y operarían las ametralladoras y cañones antiaéreos atrincherados en diversos puntos de la base.

También cabe suponer la presencia de alguna que otra unidad antiaérea de pequeño tamaño.

Aunque las cifras no son muy fiables durante las ofensivas finales se calcula que había entre 250 y 700 defensores y algo más de 1.000 atacantes.

Si tenemos en cuenta las cifras de capturados y muertos posteriores a la batalla da la sensación de que la cifra de 250 hombres está mucho más próxima a la realidad que la de 700 que podía ser correcta en 2012 o 2013 pero que resulta demasiado grande para lo que ocurrió en 2015 en Abu Duhur tal y como demostraré más adelante.

Situación de la base

El aeropuerto militar de Abu Duhur se encuentra en la zona limítrofe entre las gobernaciones de Idlib y Alepo. Ambas gobernaciones fueron de las primeras en caer en manos de los diversos grupos rebeldes durante los primeros compases del conflicto en 2012. Desde entonces la base estuvo sometida a un asedio con asaltos intermitentes.

La base aérea de Abu Duhur tiene forma rectangular, midiendo su perímetro 4,75 Kmtrs. de ancho y 1,35 Kmtrs. de alto. Tiene dos grandes pistas para aeronaves, así como hangares protegidos para los aviones (también llamados HAS), un terraplén que rodea el perímetro, zonas de búnkers, posiciones para ametralladoras y cañones, zanjas para carros de combate y en general un terreno muy llano que rodea el perímetro y que es ideal para establecer una defensa.

También cuenta con un pequeño promontorio en el área apodada “La colina de la artillería” ya que albergaba diversas piezas de artillería y Gvozdikas entre otros.

Cuenta con agrupaciones de edificios administrativos y fortines en las cuatro esquinas de las pistas, y probablemente tiene trincheras de comunicación reforzadas subterráneas, tal y como es habitual en los aeródromos sirios.

Había numerosos HAS (Hardened Aircraft Shelters) que se convirtieron en auténticas fortalezas gracias a sus muros de hormigón que eran defendidos por tropas ligeramente armadas que se situaban en sus tejados.

Por último hay varias poblaciones cercanas. En la esquina suroeste se encuentra el poblado de Tal Samo que está literalmente pegado al perímetro de la base. En la esquina sureste de la base está el poblado de Um Jireen situado varios kilómetros al sureste, y por último Al Khashir pegado a la esquina noreste de la base, además varios kilómetros al norte de este último se localiza el pueblo de Al Majaas.

Mapa general.jpg
Mapa general de Abu Duhur, la entrada oeste es también la entrada principal

La situación era tal que ya en 2012 algunos aviones fueron evacuados de la base. Sin embargo no fue hasta 2015 cuando los últimos MiG-21 y MiG-23 operativos abandonaron la base aérea para refugiarse en el aeropuerto militar de Hama.

A lo largo de 2013 se realizó algún que otro asalto de envergadura por parte del Ejército Libre Sirio pero fueron incapaces de derrotar a la guarnición de la base que logró resistir infligiendo bajas importantes a los rebeldes.

Desde 2012 los abastecimientos llegaban únicamente por vía aérea tanto a través de los aviones de transporte An-26  como mediante los helicópteros Mi-8 y Mi-17 de la fuerza aérea siria.

Abu Duhur Mi 8 derribado.png
Supuesto Mi-8/17 derribado en Abu Duhur

Sin embargo como suele ocurrir en estas ocasiones a medida que el tiempo pasaba y los rebeldes se acercaban al perímetro de la base los despegues y aterrizajes eran más arriesgados y costosos al perderse un número creciente de aeronaves que además también eran necesarias en otras partes del país. De hecho están confirmadas las pérdidas de un Mi-8/17, un An-26 y dos MiG-21.

Sin embargo fue a principios de 2015 cuando el grupo Jabhat al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria se hizo la principal encargada del asedio y conquista de la base.

Por último cabe decir que lo llano del terreno hacía la zona idónea para explotar el dominio de los cielos de que gozaba la fuerza aérea siria.

El asedio de Abu Duhur – La batalla de las trincheras

Trinchera.jpg
Vista desde el interior de una de las trincheras que se excavaron para tomar la base

El 15 de enero de 2015 los rebeldes iniciaron una ofensiva a gran escala contra el poblado de Tal Samo que tenía un gran valor estratégico por estar pegado al suroeste de la base. A pesar de que los primeros asaltos fueron repelidos tras varios intentos y bombardeos constantes a finales de enero los rebeldes ya dominaban el estratégico poblado.

La conquista de Tal Samo no sólo permitía a los sitiadores tener un pie puesto dentro de la base aérea, si no que también les permitía controlar los vitales pozos que habían estado abasteciendo de agua a la guarnición de Abu Duhur.

El problema para asaltar la base residía en el campo llano frente a la misma que exponía a cualquier avance al mortífero fuego de los defensores. Para resolver el problema concibieron una estratagema.

Comenzaron a construir tres grandes trincheras que serían utilizadas como una especie de pasillos a través de los que atravesar la llanura y llegar a las posiciones oficialistas sin exponerse.

La primera trinchera iba desde el sur de la base aérea hasta el poblado de Tal Samo, con ella no sólo afianzaban la grieta en las defensas al suroeste del aeropuerto, si no que también les permitía reforzar Tal Samo en caso de un contraataque oficialista.

Su construcción duró unos 8 meses comenzando en enero y siendo completadas entre el 10 y el 17 de agosto de 2015, es decir dos semanas antes del primer ataque. Según fuentes del grupo Jabhat al Nusra se llegaron a construir aproximadamente 9 Kmtrs. de trincheras, no obstante esta cifra parece algo exagerada siendo entre 6 y 8 Kmtrs. una cifra más razonable.

Según fuentes de JN mientras la construcción se realizaba las tropas defensoras estaban inquietas al no saber exactamente cual era el objetivo de aquellas trincheras. No obstante es de suponer que la construcción no estuvo exenta de hostigamientos de los defensores haciendo uso de su superioridad artillera y aérea y posiblemente realizando algún que otro raid para retrasar la construcción o eliminar posiciones de artillería.

Trinchera 1.png
Trinchera 1 que acaba en Tal Samo, mide aproximadamente 1,25 Kmtrs. en línea recta

Una segunda trinchera sería construida desde el poblado de Um Jireen hasta la esquina sureste de la base aérea.

Trinchera 2.png
Trinchera 2 que comienza en Um Jireen y acaba en la esquina suroeste, mide aproximadamente 2 Kmtrs. en línea recta

La tercera trinchera iría desde el poblado de Al Majaas hasta Al Khashir, este último estaba situado junto a la esquina noreste de la base.

Trinchera 3.png
Trinchera 3 que comienza en  Al Majaas y acaba en Al Khashir, mide aproximadamente         2,7 Kmtrs.en línea recta

Las operaciones finales de asalto pivotaron entorno a las tres trincheras, y ese es el motivo de que los rebeldes le dieran a la batalla el nombre de “La batalla de las trincheras”.

Por último en diversos puntos de la base se habían colocado importantes cantidades de minas antitanque y antipersona lo que seguramente fue una causa de bajas importante para los atacantes. Hay imágenes de la batalla en que se ve como usan un tanque para pasar encima de las minas antipersona y crear así un pasillo por el que avanzase la infantería.

El verdadero asalto comenzó el día 25 de agosto precedido de un intenso bombardeo sobre la entrada principal (oeste) en el que se usaron morteros, cañones y “hellcanons” (literalmente cañones infernales, son cañones caseros producidos en Siria). Según un prisionero capturado por JN el bombardeo produjo 25 bajas de las que tras el primer día 5 o 6 eran muertos.

Bonbardeo inciail.jpg
De arriba a abajo un Hellcanon, un cañón antiaéreo S-60 y un M-46 bombardeando Abu Duhur

Para aprovechar al máximo los efectos del bombardeo inmediatamente llegó una fuerza de asalto rápida  en varias motos montadas por dos hombres cada una y armados con rifles Kalashnikov y lanzacohetes RPG-7. Posteriormente para apoyar al grupo de asalto y asegurar sus avances se envió con la función de proporcionar fuego de apoyo un BMP-1 que parece tener blindaje ERA entorno a la torre, un T-72AV, un Toyota con un montaje ZPU-2 y un Toyota con un ZU-23-2, así como infantería mecanizada. Es probable que además de estos elementos hubiera otros refuerzos.

T-7AV.jpg
T-72AV participa en el primer ataque contra la entrada principal en el oeste

Tras este primer ataque los rebeldes se hicieron con el control de la entrada principal del oeste, con el puesto de la barricada en la esquina noroeste  y con el puesto de control situado en la estación de la policía en el este.

Es probable que cuando los rebeldes demostraron ser capaces de entrar en el perímetro de la propia base aquello supusiera un gran golpe a la moral.

Aunque la base no estaba conquistada había quedado muy debilitada tras los duros ataques recibidos, así que los rebeldes comenzaron a planear un asalto decisivo que sería realizado desde todas las direcciones.

El día planeado para el segundo asalto fue el 5 de septiembre que coincidió con una tormenta de arena. Aquella tormenta ayudaría a los rebeldes ya que privaría a los defensores del vital apoyo aéreo y limitaría el campo de visión para sus armas de tal forma que las diferentes posiciones defensivas no podrían apoyarse entre sí.

El ataque fue precedido por un suicida que se dirigió contra la colina de la artillería y a continuación se produjo el ataque general desde todos los frentes. Inmediatamente después del ataque suicida de nuevo apareció una unidad rápida con motos sobre las que se montaban dos hombres para explotar el aturdimiento generado por el suicida.

A continuación para apoyar a los motoristas (inghimasis) llegaron los refuerzos entre los que había uno o dos BMP-1 que proporcionaron fuego de apoyo. Además es de suponer que llegaría infantería y otros vehículos para apoyar el ataque.

MOTOS.jpg
Imagen en que se aprecian los efectos de la tormenta de arena. En ella motoristas se acercan para realizar el segundo asalto

El ataque en el sector este fue bastante duro y a pesar de que las tropas oficialistas resistieron unas horas se vieron obligadas a retirarse ante la llegada de un tanque. Aquel ataque también fue apoyado por infantería, ametralladoras DShK de 12,7 mm, un BMP-1 y vehículos Toyota.

Los combates en el este prosiguieron hasta la noche. En aquel momento JN ya controlaba la mayor parte de la base y de hecho los gubernamentales sólo tenían bajo su control una cuarta parte de la misma. Ante esta situación se atrincheraron en una serie de complejos de edificios administrativos, de la policía y búnkers en la zona central y noreste de la base.

ultimo 2.jpg
Posiciones posiblemente (existe un vacío de información) controladas por los gubernamentales antes de los asaltos finales (rojo)

Ante esta situación desesperada y la muerte del comandante de la base se tomó una decisión de compromiso.

Unos pocos soldados se quedarían defendiendo el aeropuerto hasta el final, entretanto el resto de fuerzas tratarían de retirarse siguiendo la carretera del norte que era la única que sabían que no estaba minada. En esta retirada a pesar de que no hay datos sobre ello es muy probable que los conocimientos de la zona y la posible amistad con los vecinos de los líderes de la NDF y Liwa Suqour Al Daher fueran fundamentales para escapar con vida.

No está claro si se acordó que algunas tropas se quedaran defendiendo la base para cubrir la retirada del resto o simplemente unos decidieron quedarse y resistir y otros emprender la huida.

Los últimos defensores del aeropuerto se dispusieron en formaciones circulares buscando una defensa de 360º entorno al edificio de intendencia (ubicación desconocida) y los búnkers, y una vez allí se repartieron por las habitaciones.

ZPU 4.jpg
Soldado de JN usa un ZPU-4 capturado en el aeropuerto para hacer fuego sobre las posiciones gubernamentales

El segundo día por la mañana empezó el principio del fin, los últimos búnkers caían uno tras otro y las unidades que debían protegerlos huían, morían o eran capturadas. Algunos grupos pequeños resistieron hasta el día 9 de septiembre en que las armas callaron y los últimos focos de resistencia cayeron en manos salafistas.

La huida

¿Qué ocurrió con los que decidieron tratar de escapar de la base y llegar hasta posiciones amigas? ¿cuantos sobrevivieron? ¿cuantos huyeron? ¿cuantos se quedaron? ¿cuantos murieron?

Existe un vacío informativo enorme a cerca de esta fase pos-batalla.

Respecto al número de bajas hay cifras contradictorias. Se supone que como mínimo unos 71 hombres fueron capturados y asesinados tras la conquista del aeropuerto. En el vídeo de JN asesinan a 41 soldados en el aeropuerto de Abu Duhur. La cifra total podría ser bastante más elevada, y es posible que haya otros 40 capturados de los que parte podrían estar entre la anterior cifra de fallecidos.

Además en este baile de cifras otras fuentes han apuntado a unos 69 muertos y 83 prisioneros, de los que a su vez la mayoría habrían sido asesinados. Todos estos datos aunque seguramente no sean del todo fiables nos ayudan a hacernos una idea de la cantidad de tropas que defendían Abu Duhur, y de cuales fueron sus bajas.

De los muertos durante la batalla a partir de enero de 2015 poco se sabe, aunque en mi opinión es probable que esta cifra esté entre 50 y 150 hombres aproximadamente. Como mínimo hubo 25 bajas sólo a raíz de los bombardeos del 25 de agosto.

De la cantidad de huidos tampoco se sabe nada, aunque si como indican las cifras de capturados entorno a 50 hombres se quedaron a defender la base y el grueso de la fuerza se retiró suponemos que ese grueso debería ser por lo menos el doble de lo que quedó atrás, esto es como mínimo 100 hombres, aun que esto es pura especulación y no debe ser tomado como una cifra fiable.

Sabemos que la pequeña Liwa Suqour Al Daher logró llegar a las líneas amigas ya que hay fotografías del 23 de octubre de 2015 en que aparece su comandante participando junto a su brigada en operaciones al sur de Alepo.

En el último recuento realizado el 19 de septiembre, 10 días después de que la base cayera totalmente habían llegado a territorio amigo por lo menos 63 hombres divididos en como mínimo dos grupos diferentes. En ningún caso ningún grupo era de más de 45 hombres,  y uno en concreto lo componían 18 hombres. Además se supone que hubo más de 40 desaparecidos que no se quedaron en la base pero tampoco regresaron. No obstante todos estos datos deben ser tomados con mucha cautela.

En algún momento de la huida una especie de neblina derivada de la tormenta de arena permitió cubrir parte de la retirada. Es de suponer que los huidos abandonaron todo el material pesado, aunque esta información no puede ser confirmada, y por otra parte sería interesante saber como se las ingeniaron para escapar.

De hecho en la segunda imagen de abajo parece que frente al Toyota va un tanque que deja su oruga marcada sobre la arena, por desgracia la calidad de la imagen no permite confirmarlo. Por otro lado en la primera foto de abajo están huyendo a pie.

Además hay fuentes que apuntan que los huidos escaparon con dos carros de combate T-72.

Por último respecto a las bajas rebeldes nada se sabe, no obstante teniendo en cuenta la ventaja del defensor y la supremacía aérea con que contaban los asediados es probable que los atacantes sufrieran más bajas que los oficialistas.

Aciertos y errores de ambos bandos

Bando oficialista

La estratagema usada por los rebeldes de construir varias trincheras era muy arriesgada, por tanto los defensores de Abu Duhur debieron haber llevado a cabo operaciones a gran escala para retrasar las obras de construcción, o como mínimo haber usado la situación para infligir mayores bajas a los rebeldes.

Aunque no hay informaciones fiables parece que como mínimo se llevó acabo alguna operación de este tipo aunque parece que sus efectos no fueron importantes.

Por otra parte el hecho de que desde enero de 2015 los salafistas controlasen Tal Samo que contaba con los pozos de agua que abastecían a la guarnición, sin que a posteriori los defensores contraatacaran para recuperar un punto tan sumamente importante da muestra de la debilidad o de la mentalidad pasiva de la guarnición.

Por otra parte no sabemos con que regularidad había vuelos para abastecer a los sitiados, ni si había contrabando a uno y otro lado del perímetro, ya que cuesta imaginar como resistieron 8 meses de asedio sin el suministro de agua de Tal Samo.

Además en apariencia la base fue deliberada o fortuitamente evacuada poco a poco ya que si la guarnición hubiera sido la original de 700 hombres hubiera sido muy difícil que algo más de 1.000 rebeldes hubieran podido conquistarla en dos asaltos. Tampoco sabemos la cantidad de municiones, víveres y material pesado con que contaban.

Está claro que en el interior del cerco había carros de combate, aunque extrañamente no dieron “señales de vida” durante los asaltos rebeldes. Como mínimo hay una imagen de un T-72 Ural y de un T-55AM, aunque teniendo en cuenta que la 18ª era una unidad acorazada serían de esperar muchos más carros.

La libertad de actuación de los carros de combate rebeldes hace pensar que los defensores no contaban con CSR o ATGM en cantidades relevantes lo que les dejó muy expuestos a los medios acorazados de los asaltantes.

Por último da la sensación de que las unidades en las diferentes partes de la base, durante las últimas fases de la batalla estaban actuando de forma aislada y descoordinada tratando de establecer una defensa a la desesperada y sin saber si había otras unidades resistiendo, quizás eso explica que a pesar de que el asalto final se produjo el 7 de septiembre no fue hasta el 9 que los últimos núcleos de resistencia fueron eliminados. Es probable que a esta situación  de caos contribuyera la muerte del comandante de la base durante los combates previos.

Además resulta curioso observar que la mayor parte de los muertos fueron asesinados tras los combates, y no durante los mismos. A mi parecer esto demuestra un colapso de la moral y de la estructura de mando, ya que es probable que si los aproximadamente 50 a 70 hombres que permanecieron se hubieran organizado podrían haber presentado cierta resistencia.

En cuanto a la evasión de Liwa Suqour al Daher quizás fue objetivamente la mejor decisión tomada, no sabemos como lo hicieron, suponemos que abandonarían casi todo el material pesado como es típico en una situación de huida. Además si llegaron a las líneas amigas es probable que fuera gracias a que encontraron algo de apoyo entre la población de la zona.

Bando rebelde

Los rebeldes hicieron gala de un cierto ingenio y buena organización y coordinación al ser capaces de llevar a cabo una estratagema como la de las trincheras que si bien es cierto ya se ha visto en Siria nunca antes se realizó a tan gran escala.

Su capacidad para envisionar una estrategia compleja, arriesgada, cara y a largo plazo finalmente rindió dividendos al ser capaz de doblegar por completo a una fuerza relativamente bien entrenada, equipada y atrincherada.

El hecho de que primero se hicieran con Tal Samo que suponía no sólo un golpe a la logística defensora, si no también a la misma defensa al comprometer todo el área suroeste de la base y permitir así a los rebeldes tener una cabeza de puente en el interior de la misma demuestra la inteligencia tras la organización del sitio.

Además su habilidad táctica queda patente en la cronología de sus asaltos.

Primero un bombardeo de la artillería o un ataque suicida provocaban aturdimiento y confusión en el área atacada, a continuación grupos de motoristas altamente móviles aprovechaban aquellos efectos para crear una cabeza de puente y una brecha en las líneas enemigas, y por último una fuerza que incluía infantería mecanizada era enviada para asegurar y profundizar las ganancias de los motoristas, todo esto a la vez apoyado por una abrumadora fuerza de apoyo que incluía artillados, carros de combate y BMP.

Y como colofón por suerte o de forma planeada una tormenta de arena anuló los efectos de la supremacía aérea gubernamental y limitó el campo de visión de las armas defensoras que precisamente dependían de las llanuras frente a su posición para defenderse.

A pesar de todo teniendo en cuenta que el perímetro de la base no era muy grande y que los rebeldes controlaban Tal Samo resulta curioso que no les bastara un asedio de 8 meses para hacer que los oficialistas se quedaran sin víveres y se rindieran. Esto demuestra que en realidad no consiguieron cortar totalmente las vías de abastecimiento de la guarnición o que o bien a través de las aeronaves que llegaban o bien a través de la población local recibieron la cantidad suficiente de víveres como para no rendirse por hambre.

Teniendo en cuenta que los rebeldes controlaban todo el campo circundante y para un grupo del tamaño de JN no es difícil hacerse con unos cuantos MANPADS y ATGM resulta extraño que no fueran capaces de establecer un cerco que impidiera el paso de cualquier aeronave.

La estrategia no fue fruto de la casualidad, y por lo bien dirigida que estuvo desde el principio parece que fue diseñada por una sola persona o un grupo reducido, sería interesante saber quienes han sido las mentes detrás de las planificaciones que permitieron la toma de Abu Duhur.

Por otra parte cabe plantearse cuál era la importancia del aeropuerto de Abu Duhur ¿mereció la pena el enorme esfuerzo?

Abu Duhur se encuentra en un importante cruce de carreteras pero  ni de ella despegaban aviones o helicópteros de combate, ni su material almacenado era especialmente valioso. Había mucho material de aviación inutilizado o inservible para los rebeldes, pequeños depósitos de munición, armamento ligero y unos cuantos vehículos, en su mayoría camiones. Ello a cambio de 8 meses de esfuerzos que seguramente costaron muchas vidas de tropas de élite de JN, especialmente en los últimos asaltos, por no contar todo el material perdido.

De otro lado supieron como alcanzar la victoria pero no como explotarla al cien por cien, ya que deberían haber previsto intentos de escape por parte de algunas unidades que finalmente lograron llegar a las líneas amigas, en ese aspecto hubo una clara falta de previsión.

Consecuencias de la batalla

Los rebeldes capturaron cantidades pequeñas de equipamiento, probablemente armamento ligero y su munición, granadas de mano, morteros, alguna que otra pieza de artillería remolcada M-46 y artillería autopropulsada Gvozdika, ametralladoras antiaéreas cuádruples ZPU-4, carros de combate (T-55AM) vehículos BMP, múltiples camiones cisterna dañados, y cantidades ingentes de contenedores de cohetes sin cohetes.

Además capturaron numerosos helicópteros y aviones inutilizados, así como misiles aire-aire que supusieron más una imagen propagandística que un armamento realmente útil.

Por último eliminaron una amenaza en su retaguardia y despejaron la ruta de suministros rebelde al sur de Alepo, ya que aunque esta amenaza no era de gran importancia siempre podía suponer un problema.

El bando oficialista recibió uno de los últimos golpes militares pero sobretodo morales antes de la intervención militar rusa que cambió las tornas de la guerra de Siria ese mismo mes. Además dejaron abandonado armamento que si bien no es útil para la guerra de Siria hubiera sido útil para el futuro del régimen en sus vicisitudes con Israel.

A pesar de que la mayor parte del equipamiento útil, aeronaves y soldados fueron evacuados antes del inicio de las operaciones ofensivas el 25 de agosto el largo asedio le costó al régimen varias aeronaves, tropas, radares, misiles y un valiosísimo avión de transporte táctico An-26.

Aquí concluye este artículo. La batalla  de Abu Duhur aún esta fresca y existen numerosas contradicciones y agujeros informativos que con el tiempo espero sean subsanados y nos permitan tener un conocimiento más profundo de los hechos acaecidos en aquel aeropuerto militar desde enero hasta el 9 de septiembre de 2015.

Anuncios

7 comentarios en “El asedio y conquista de la base aérea de Abu Duhur

  1. La cifra de 220-225 defensores en total parece coherente ya que además de cuadrar con las cifras que dió Al Qaeda, cuando se liberó la B.A. de Kuweires se reportó que eran 313 los defensores liberados por las fuerzas especiales de Suheil al Hassan “El Tigre”.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuando capturaron la base, los de Jabhat al Nusra (Al Qaeda) dijeron que habían matado 60 soldados y capturado 100 y a los pocos días invirtieron las cifras, 100 muertos y 60 prisioneros. Posiblemente a algunos prisioneros los ejecutaron al poco de capturarlos, de ahí el baile de cifras.

    Me gusta

  3. Entre los atacantes tuvieron protagonismo destacado los “chinos” del TIP.
    Según cifras de fuentes cercanas al régimen (en twitter) que recogí en su momento, los defensores al final eran poco más de 200, quizás 220, y hubo unos 69 muertos, 83 prisioneros (luego ejecutados la mayoría o todos), 63 escapados y algún desparecido.
    Los escapados lo hicieron con technicals y un par de T-72, y aprovecharon la tormenta de arena pero siempre me he preguntado como superaron la línea defensiva ya que se supone que las zonas donde no había trinchera estarían muy bien defendidas.

    Salu2

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s