Artillería autopropulsada en Siria

En esta serie vamos a tratar las diferentes piezas de artillería que podemos encontrar en el conflicto sirio, y lo vamos a dividir en cuatro capítulos que versaran sobre la artillería de cohetes, la artillería de tubo, la artillería de tubo autopropulsada y los morteros.

La artillería es un arma fundamental en el campo de batalla moderno. Es la encargada de producir el “shock”inicial justo antes de un asalto, reblandecer posiciones fortificadas antes de un ataque, destruir concentraciones de tropas enemigas etc

Es un arma muy temida ya que llega de forma inesperada, siendo disparada desde distancias que pueden ir desde los tres o cuatro kilómetros en el caso de los morteros hasta los cuarenta kilómetros de los grandes sistemas de cohetes, pasando por los veinte kilómetros de la artillería de tubo de 152 mm.

En concreto en este capítulo hablaremos de la artillería autopropulsada. Este término puede resultar confuso ya que por lógica podría hacernos pensar que podría incluir los camiones con lanzadores de cohetes, sin embargo el significado más utilizado no incluye estas armas, es por ello que en realidad trataremos únicamente la artillería autopropulsada de tubo.

Es de sobra sabido que la doctrina de guerra siria es prácticamente una copia degradada de la doctrina acorazada soviética, y precisamente esta doctrina al poner el énfasis en la fase de avance basado en medios blindados tras la penetración requería de una serie de piezas de artillería altamente móviles que pudieran acompañar el avance de las fuerzas acorazadas, por eso se diseñaron diversas piezas, entre las que destacan el 2S1 y el 2S3  que trataremos a lo largo de este artículo.

Además como veremos en Siria por las necesidades de un conflicto que no es adecuado para la doctrina de guerra acorazada se han adaptado determinadas piezas de artillería remolcadas y se las ha convertido de forma casera en verdaderas piezas de artillería autopropulsada.

T-34/D-30

Probablemente uno de los poquísimos vehículos propiamente sirios.

La idea es sencilla, tomamos el chasis de uno de los cientos de T-34-85 obsoletos que nos sobran, les retiramos la torre y en su lugar colocamos un obús D-30 de 122 mm muy popular en Siria, y listo, ya tenemos una pieza de artillería autopropulsada perfectamente operativa.

Es un vehículo que se fabricó en Siria y Egipto y del que parece que aún quedan unidades en la reserva. No obstante si a estas alturas del conflicto no se ha visto la necesidad de reactivarlos parece improbable que en el futuro se lleguen a utilizar.

El principal problema seguramente es la falta de piezas de repuesto para el chasis de un carro de combate que data de la 2ª Guerra Mundial y la necesidad que tendría de volver a enseñar a conducirlo cuando probablemente ya se ha perdido el “know-how”  de como conducir el T-34.

d-30-t-34-batey-haosef-3
T-34/D-30 en un museo israelí

2S1 Gvozdika

El 2S1 fue diseñado en 1969 y pretendía cubrir la necesidad de apoyo de fuego artillero de unidades de tamaño menor a brigada. Por el tipo de unidades para las que estaba diseñado su tamaño debía ser menor que el del 2S3, y en parte a raíz de esto mismo su movilidad era también mayor.

2S1 2
2S1 en Siria

Una de sus ventajas es que era anfibio, al contrario que su “hermano mayor” el 2S3.

Monta el cañón D-30 de 122 mm, del que también existe una versión remolcada con lo que se facilita la logística. Curiosamente al contrario que la inmensa mayoría de los vehículos blindados soviéticos el Gvozdika no incluye ninguna clase de ametralladora o armamento secundario.

Siria en el año 1981 firmó el acuerdo de suministro con la URSS que entregó entre 290 o más de 400 Gvozdika durante los años 1982 a 1986. La versión concreta es la primera en ser producida que es la 2S1 a secas.

2S1 3.jpg
2S1 destruido cuando estaba en posición de hacer fuego de apoyo directo en Alepo, Siria (marzo de 2013)

Por ser más barato y menos potente que el 2S3, también suministrado en aquellos años el Gvozdika se incorporó a numerosas unidades del ejército árabe sirio por todo el territorio de Siria, por eso hoy día existe una importante cantidad de 2S1 destruidos o en manos de diversos grupos rebeldes.

Al igual que ocurre con el 2S3 se le utiliza de forma habitual como si se tratara de un carro de combate dando fuego de apoyo en tiro tenso (fuego directo) lo que a pesar de estar previsto en la táctica soviética no deja ser un tanto arriesgado, ya que expone un vehículo útil a ser destruido fácilmente por cualquier arma anti tanque hoy día en el conflicto.

8654893594291a2131cf640cd3e59b8a
2S1 destruido en la zona de Ghouta, Siria (septiembre de 2015)

2S3 Akatsiya, SO-152 o M-1973

El Akatsiya fue la pieza de artillería autopropulsada más numerosa para acompañar a las unidades acorazadas a nivel de brigada en adelante.

2S3M.jpg
2S3M en Siria

Fue diseñado en el año 1967. En aquella época la doctrina de la URSS, a su vez basada en las experiencias de la 2ª Guerra Mundial buscaba en el diseño de su artillería tener más alcance y números que sus contrapartidas occidentales, aún a costa de perder precisión.

La teoría era que si mi pieza aun que sea menos precisa puede disparar a tu pieza desde mayor distancia tu artillería no podrá realizar fuego de contrabatería.

Desde aquel momento el Akatsiya ha estado presente en todos los conflictos terrestres en que haya participado la URSS o Rusia.

2S3 2.jpg
2S3M en Siria

Monta un cañón D-22 de 152 mm, en aquel momento el D-22 también era producido en su versión remolcada por lo que la compatibilidad de ambas municiones facilitaba la logística enormemente, lo que de igual forma se aprecia en Siria. Además incluye en la zona superior de la torre una ametralladora PKT de 7,62 mm para defensa propia.

En el caso de Siria firmó con la URSS en 1981 un acuerdo de suministro de 55 Akatsiya que fueron entregados en su totalidad entre los años 1982 a 1985.  Concretamente la versión suministrada fue la 2S3M  que era el que estaba siendo producida en la URSS.

Se diferencia de la versión anterior del 2S3 en poder cargar seis proyectiles más así como utilizar los mucho más precisos proyectiles guiados por láser.

Una vez en Siria fueron integrados en las mejores unidades del régimen, como la 4ª División acorazada.

Su número de 55 es de por sí bajo, ello unido a que opera junto a las mejores unidades del régimen hace que el número de unidades destruidas o capturadas sea realmente bajo no llegando ni a 5 unidades.

A parte del rol habitual de disparo parabólico para el que fueron concebidos estos vehículos pueden disparar para dar fuego de apoyo directo, de igual forma que lo hace un carro de combate, de hecho esta utilización de las piezas de artillería autopropulsada estaba prevista en la doctrina de empleo táctico soviético y de esa misma forma ha sido usado en múltiples ocasiones en Siria.

2S3 1
2S3M dando fuego de apoyo directo en forma de tiro tenso en Siria

No obstante no es la mejor forma de utilizar este vehículo ya que su blindaje frontal no tiene nada que ver con el de un carro de combate, por lo que exponer una pieza tan valiosa ante el fuego directo de las armas contra carro rebeldes puede salir muy caro.

Plataformas improvisadas usando el D-30

El D-30 es un cañón muy común en Siria a día de hoy, además su calibre de 122 mm relativamente pequeño lo hace susceptible de ser instalado sobre plataformas móviles creando de esta forma una verdadera artillería autopropulsada improvisada aun que menos precisa debido a los enormes retrocesos provocados por el cañón en vehículos tan ligeros.

cggnzupugaekkrm
D-30 de Hezbollah montado en camión en Siria

No parece que hayan sido usados para dar fuego directo de apoyo, aun que desde luego no es una situación que debiera extrañarnos.

Por otra parte este obús es relativamente pesado y debe producir un gran desgaste en la amortiguación y el motor de las camionetas en que es montado.

Cañon 122 syria
D-30 del ejército sirio montado sobre un “pick up”

Plataformas improvisadas usando el M-46

El M-46 es un cañón de 130 mm que al igual que el D-30 es muy común en Siria. Su calibre y longitud son claramente superiores a los del D-30 por lo que su alcance, potencial destructivo y retroceso también son notablemente mayores.

rENAULT pREMIUM kORAX.jpg
Tres M-46 montados sobre camiones Renault en Siria

Parece que es el bando de Bashar al Assad quien ha tomado la delantera en cuestión de fabricar artillería autopropulsada casera, esto también se nota en el caso del M-46 que ha sido montado en camiones Mercedes y Renault.

Estos camiones de gran tamaño originalmente diseñados para el transporte deberían ser capaces de resistir en mayor medida los retrocesos del arma que en el caso de las “pick up” que portaban el D-30.

Esto es porque estos camiones de gran tamaño tienen en proporción mayor amortiguación y capacidad de soportar los retrocesos de un 130 mm que las “pick up” respecto a un no tan lejano calibre 122 mm.

gun-truck-5.jpg
M-46 montado sobre camión Mercedes en Siria

Todo este tipo de camiones improvisados parecen una excelentísima idea nacida en la propia Siria e ideal para apoyar a unidades ligeras como Suqr al Sahara o las Tiger Forces que al depender del  apoyo artillero de lento transporte de los Gvozdika podrían contar con una alternativa mucho más rápida y casi igual de eficaz.

Siempre hay que contar con que una idea “casera” como estas suele tener algo menos de eficacia ya que se junta una plataforma no especializada en portar armas con un arma, la que no está maximizada para el uso del arma como un vehículo específicamente diseñado para tal propósito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s